jueves, 13 de septiembre de 2012

NUEVAS NOTICIAS

A finales de este mes de septiembre Otto Wolfski presentará su poemario "La risa perfecta. Chismes y chistes malos". Primera parada: Valencia. En breve se publicará fechas, lugares y horas.
Y como presente aquí van algunos de sus nuevos poemas que forman parte de "2012 Odisea en el pasado":

LA CORDOBESA

Si no has amado en primavera ésta es una estación más,
sin la nostalgia no existen las estaciones – te dije.

Después sonreíste
y los mendigos creyeron encontrar
un hogar para sus sueños huérfanos de esperanza.

De pronto me vi inmerso en el exilio de tu boca,
un refugio en el que no me encontrarían jamás
los soldados del pasado;
con sus armas cargadas de melancolía
y sus lanzas afiladas de tristeza.

Me cogiste de la mano
y me llevaste a recorrer tu paisaje desnudo,
un planeta con dos soles brillantes,
un abismo en tu vientre esperando kamikaces,
una señal de aviso en tu frontera;
trébol de cuatro hojas.

No recuerdo tu nombre – dijiste avergonzada.
Puede que tal vez lo recuerdes mañana, y pasado,
y al otro, y al otro…

Y de pronto transformarme, sin quererlo ni planearlo,
en un rinconcito apartado de tu corazón
al que solo asistas cuando Dios desista
y dormir parezca de nuevo
el cruel ensayo de la muerte.
 
 
 

 DUELE COMO SI AL PINTOR LE HUBIERAN AMPUTADO LAS MANOS.
(A Miguel S.)

Escuchar su voz era como oír el himno de tu patria.
Llevaste con verdad y orgullo su imagen por bandera
y sus abrazos hacían de la muerte una falsa alarma.

Pero sucede una cosa, amigo,
el amor, ese que tú y yo conocemos;
ese amor con letras mayúsculas
que vence miedos,

derriba fronteras
y siembra lealtad de rosas donde habían fantasmas;
es tan grande y tan brillante
que a ratos parece un horizonte
al que jamás podremos ir a sentarnos,
con el fuego...
la luz...
las nubes...

Sus "te quiero" ahora adioses de naufragio, duelen,
duelen como si al corazón le hubieran robado su sangre,
como si al pintor le hubieran amputado las manos.

¡Ah! Pero no temas.
Si es aire se irá.
Si es lluvia el agua extinguirá su nombre.

Andarás sobre recuerdos, poco a poco difuntos,
te perderás en otras geografías de carne
y cuando menos lo esperes
el amor pretérito se tornará presente
en la bienvenida mirada que no esperabas.

En fin...
Sabe más el diablo por viejo que por diablo, ¿verdad?

No digo que sea fácil,
al menos no para nosotros.
Las chicas bonitas olvidan rápido;
siempre hay alguien dispuesto a lanzarles
salvavidas de arcoíris,
o a inventarse por ellas azares y noviazgos.

Tú no te aflijas,
prende un cigarrillo
en la penumbra de tu tortura,
coge este poema,
rómpelo en pedacitos
y devóralos
hasta que estos versos
corran por tus venas:

Si es aire se irá.
Si es lluvia
el agua extinguirá su nombre.







METRALLA DEL UNIVERSO

El negro telón de la noche
se decora con estrellas artificiales;
palmeras de tronco dorado.

Los relámpagos,
la lluvia de fuego y purpurina...

El trece de agosto huele ya

a pólvora y cañas.

Pequeño simulacro de guerra;
la guerra de lo hermoso patrimonio de la nostalgia.

¿Cómo no iba a serlo?
Cuentan que de algo similar surgimos;
tú, bajo este falso alba
y yo, que callo desde la distancia
y te miro sonreír para esa instantánea;
polvo de la misma estrella,
metralla del universo.

¿Y el amor? ¿Acaso anda lejos de ser esto?
Puede que alguien me contara,
o quizá fueron tus ojos quienes no supieron enmudecer,
que ya hace un tiempo tus te quiero
se transformaron en sobres ajados sin destinatario.

Tal vez por eso me haya tomado la libertad
de fantasear un futuro breve contigo
y dedicarte este poema
que a cada verso prende como una mecha,
que asciende hacia lo más alto,
que estremece el corazón y las entrañas
hasta que sin remedio explota en la nada
dejando, tan solo, una huella de humo
que el tiempo terminará extinguiendo
así como si este amarte fuera del todo cierto
y las lágrimas por marcharme
corrieran la tinta.

No hay comentarios: