domingo, 13 de mayo de 2012

POEMA Nº 5 DEL ENAMORADO

Reuní los defectos que había abandonado
para estar junto a ti.
Convoqué a la venganza,
al rencor,
al orgullo;
le devolví a mis manos sus puñales,
la crueldad a mi boca
y el egoísmo a mi corazón.

Por quitarte las armas con las que me matabas,
huí de la pureza y la sinceridad,
y ahogué en mi propia sangre al inocente
que no supo que dártelo todo
lo convertiría
en un hombre sin nada,
vacío para ti.

Te extrañé sólo el tiempo en que aún recordaba
el sabor de tus labios
o la forma en que el mar de tu desnudo
rompe contra tu piel.

Pero hoy ya estoy a salvo de tus ojos,
los cuerpos de las otras ya han olvidado el tuyo
y a todo lo que espero
ya no le faltas tú.

Reuní al egoísmo,
al rencor,
al orgullo...
Cómo va a equivocarse
el que consigue a cambio de lo que más quería
la recompensa de su libertad.

No hay comentarios: