viernes, 23 de enero de 2009

24 de Enero

Hoy,
poco tardarán en llegarte
los saludos y los abrazos.
Llegarán de muchos lugares;
los habrá ingeniosos,
quizá espontáneos,
pero sobre todo
los habrá típicos.
Serás el insomne recuerdo
de muchas personalidades.
Dormirás sobre un pedestal
arropada por los halagos
de quienes forman parte de tu vida,
menos yo.
Pues doy por seguro
que no te darás cuenta de que te
pasó por encima mi escuálida palabra.
Yo, tenía redactados ya
los textos, muy agudos,
de lo que iba a ser
una dedicatoria más.
Tenía preparadas las metáforas
que sirvieran como brillante ejemplo
o síntesis de lo que estoy sintiendo,
me adueñé del valor suficiente
como para entregarme,
y al darme por vencido
intenté buscar sinónimos
menos aterradores,
pero solo me salió
te quiero

4 comentarios:

Alex j. dijo...

magico... (losabia)

Consuelo Labrado dijo...

Y un "te quiero" que sale del corazón es lo mejor que se le puede dedicar a cualquier persona, todo lo demás sobra. Si sólo de tu boca surgió ese "te quiero" es porque tu alma no necesitaba decir nada más. Bellos versos. Encantada de conocerte.

raquel dijo...

Me gusta mucho este poema. En esas dos palabras tan mágicas se dice infinitamente más que en cualquier artificio poético que intente expresar lo mismo.

Muchas gracias por leer y visitar mi blog. También me pasaré por aquí con frecuencia, me parece interesante lo que escribes.

bche dijo...

"Pues doy por seguro
que no te darás cuenta de que te
pasó por encima mi escuálida palabra. "

me kedo con esto del poema :)
kizá sea xk es la parte que más me ha acompañado en mis amoríos jaja :P
gracias por pasarte cada día por mi blogger :) creo k has despertado mis musas :D un beso!